sábado, 8 de agosto de 2015

De cómo viajar a donde nadie ha llegado

¿Cómo marchan esos relatos, escritores? ¿Y qué tal las ganas de un nuevo Ácronos, lectores?
Los coordinadores queremos deciros a todos que seguimos con vida. El verano ha llegado y el calor de Agosto hace estragos en nuestros cerebros, pero seguimos funcionando. Todavía estamos con la resaca resacosa de nuestro ya habitual viaje a Avilés y parte de Asturias al festival Celsius. Un poco atípico y extraño este año, pero en el que, como siempre, cumplimos con lo encomendado. Misión cumplida, pues.
A partir de ahora, mirando al futuro, nuestra próxima parada será EuroSteamCon. Tenemos confirmado al 100 % que estaremos en Barcelona. Este año nos lo perderíamos por nada del mundo ya que sabemos de buena tinta que será el evento steampunk más épico que haya visto la Europa Continental en toda su vida. Y no exageramos. Tenemos pruebas. El 3 y el 4 de Octubre en Barcelona. Allí estaremos y allí os queremos ver.

En cuanto a la convocatoria de Ácronos 4, hemos rebasado ese momento en el que los relatos recibidos ya no se pueden contar con los dedos de una mano. Mira, con eso ya nos conformamos, ya que los seleccionados serán entre tres y cinco. Según exigencias del guion. Sin embargo, esperamos recibir aun muchos más. Y nos consta que así será, ya que, así a ojo, nos faltan por recibir un mínimo de diez. Pero, como siempre, sabemos que el aluvión llegará a última hora. Es pronto para marcar el rumbo de la convocatoria... Solo os pedimos una cosa: sed originales y mantened el entusiasmo que le da vida a esta serie.

Rush Hour by Malaveldt arte dieselpunk


Sabemos que este año hemos puesto el listón muy alto (ya nos han llamado de todo además de guapos), así que vamos a dar una pequeña indicación para no perdernos de cómo abordar la convocatoria. Ya en varias ocasiones hemos tenido que responder a la misma pregunta, así que la publicamos por aquí para gritárosla a todos a la vez y no tener que andar uno a uno.
Se trata de la bomba en el estómago que supone el punto de la temática escogida este año:

La temática de Ácronos 4 pretende un volumen muy aventurero y evocador, que traspase todo tipo de fronteras (más allá de lo occidental, más allá de lo multicultural, más allá de territorios ya explorados, más allá de lo material…). Queremos ver hasta dónde podemos llevar los retrofuturismos, pero cada autor decidirá cómo desarrollar su historia siempre que se cumpla con al menos una —o ambas— de las siguientes premisas:
  • Traspasar fronteras físicas: ambientando relatos en lugares apartados o exóticos (en el fondo del mar o en el espacio exterior; en mundos oníricos o espirituales; en otros universos o en otras dimensiones…)
  • Traspasar las fronteras del género: saliendo del steampunk para explorar otros retrofuturismos (dieselpunk, clockpunk, atompunk o greenpunk) o incluso futuros retro.
De ahí muchos nos habéis preguntado cómo rayos se hace.
Bien, ante todo, seamos serios. No queremos irnos fuera del steampunk. Así que, ante todo, no queremos inventos raros ni relatos que pondrían a prueba la paciencia del mismísimo Tim Powers. Si conocéis nuestros antecedentes, sabréis que ante todo respetamos la literatura y el retrofruturismo tal y como son y no pretendemos ir más allá de eso. No inventamos nada nuevo, solo exploramos el género tal cual es, mostrando a la gente todas sus posibilidades.
Partiendo de esta premisa, dejamos a elección de cada autor si su relato cumplirá con el primer punto  (traspasar fronteras físicas), con el segundo punto (traspasar las fronteras del género), o con ambos (traspasar ambas fronteras). Pongamos un ejemplo de cada caso:

  • Traspasar fronteras físicas: Steampunk en el espacio exterior.
    • A los grandes imperios la Tierra se les hace pequeña y luchan por establecer colonias en la Luna, Marte o Venus en 1890.
  • Traspasar las fronteras del género: Dieselpunk en la era atómica.
    • Tras el fin de la II Guerra Mundial, en 1943, Estados Unidos ha logrado que la energía atómica sea algo cotidiano, creando unos años 50 sencillos y felices, de descanso tras los sufrimientos de la guerra.
  • Traspasar ambas fronteras: Dieselpunk en el espacio exterior.
    • Un investigador privado recibe un encargo de una bella mujer para descubrir quién atentó contra la vida de su esposo mientras viajaba en el express de las 8.30 de la Tierra a Marte.
¿Y que tal un Steampunk totalmente submarino?
¡También nos interesaría ver algo así!  

De cada uno de vosotros dependerá cuál de estas tres opciones escoger. No es preciso especificarlo en el envío del relato. Con recibir una breve sinopsis y decirnos en qué subgénero vais a trabajar (steampunk, dieselpunk, clockpunk, gaslamp...) ya nos llega. Solo os pedimos, por favor, que no sigamos maltratando al punk usándolo de sufijo para inventar géneros que no existen.
Espero que estas ideas os ayuden a sacar mejor vuestras ideas. Si ya nos has enviado un relato y quieres actualizar tus ideas, no tenemos problema en echarte un cable en ese sentido. Y si tienes dudas más allá de este texto, no dudes en contactar con nosotros.